Seguidores

jueves, 12 de enero de 2017






...Te llamé
como se llama
un hoyo
muy profundo
voces risas gritos.
Y era tal
tu sordera
mudado orgullo
que el día
sin su luna
al sol grito
y desde entonces
¡ apenas vió
jaspeado apareció !...



13 comentarios:

  1. Profundas letras.
    El orgullo, fuerte muro, que ensordece y enmudece los sentidos, mal consejero es el orgullo.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. me encanta! Original, rítmico y sobre todo un resumen perfecto de esta emoción que a veces nos embarga!

    ResponderEliminar
  3. Sordera elegida, orgullo aburrido, menos mal que el sol siempre grita. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. O orgulho não é um bom amigo pois não usa de sabedoria nos aconselhamentos. Um poema intenso e prazeroso de ler
    Beijos

    ResponderEliminar
  5. El orgullo crea la más grande de las distancias.

    Besos dulces y feliz 2017.

    ResponderEliminar
  6. Un placer pasar a leerte Amatista.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. mis saludos y gracias por compartir tus letras . jr.

    ResponderEliminar
  10. Verso muy propio Amatista, personal, enigmático, hermoso y subyugante.

    ResponderEliminar
  11. Has vuelto y me alegro porque ya hace mucho tiempo que no actualizabas. Te ha quedado esplendido este nuevo poema.
    Besines. Franziska

    ResponderEliminar
  12. Es una forma hermosa de llamar hoyos profundos porque eso son a veces los demás: Huecos en el alma.

    ResponderEliminar